Las pymes corresponden a más del 90% de las empresas en Chile, siendo el motor de la economía y de la creación de empleos en Chile, por lo que juegan un rol muy importante para el desarrollo del país.  

De acuerdo con el último Informe Radar Pyme de Redcapital, en los últimos 6 años la creación de nuevas empresas creció un 150%. ¿Pero cómo formar una empresa y prosperar? Esto es clave, ya que más del 90% de las pymes fracasan antes de los 5 años por varias razones.

En wherEX hemos abierto la posibilidad de venta en un mercado justo, competitivo y transparente y actualmente más de 10 mil pequeñas y medianas empresas son parte de nuestro pool de proveedores. Hoy queremos apoyarlos con algunos consejos financieros que nos comparte Chipax, el software #1 de gestión financiera para pymes.

1. Poco control sobre el flujo de efectivo:

Es una de las razones más comunes por la que una pyme quiebra. Ya que no saber cuánto dinero sale y entra de la empresa impide que el emprendedor conozca el estado real de su negocio. De esta manera, lo más probable es que no pueda cumplir con sus compromisos económicos ni evaluar opciones de inversión a futuro. 

2. Falta de asesoría legal:

Si no se tienen en cuenta las obligaciones legales y fiscales que tiene un negocio, inevitablemente llegarán los problemas y esto puede frenar el crecimiento del mismo. En este punto es muy importante entender el tipo de sociedad bajo el que se crea la empresa, sus características, regulación y cumplimiento oportuno de presentación y pago de impuestos.

3. Tomar malas decisiones sin un plan de negocios:

Un negocio puede estar gastando mucho dinero y tiempo en el desarrollo de un producto sin haber hecho las debidas consultas a los clientes, sin tener claros los costos de producción ni evaluar si el producto es rentable. En este caso, las malas decisiones pueden hacer que la compañía quiebre. 

4. Alto endeudamiento y pocas reservas:

Ocurre cuando una empresa solicita créditos sin tener en cuenta los límites que puede respaldar con sus activos. O porque a los fondos recibidos en el préstamo se les ha dado un uso distinto al que se tenía planeado inicialmente. Lo anterior genera altos gastos financieros en determinados casos.

5. Falta de planificación y desorden en el presupuesto:

En los negocios, la improvisación no es una buena idea. Por lo que si no se tiene claro un presupuesto es muy probable que nos quedemos cortos en los recursos y se tome el camino equivocado. 

Por lo anterior, podemos decir que es muy común que las empresas quiebren por falta de planificación, análisis y toma de decisiones respecto al flujo de efectivo, estado de resultados y manejo de cuentas por cobrar y pagar. Así que buscar plataformas tecnológicas como Chipax, que ofrece visibilidad de las finanzas de las pymes en tiempo real; facilita el control de indicadores como liquidez, rentabilidad, endeudamiento y otros reportes decisivos para el bienestar del negocio.

También podría interesarte

Publicado en noviembre 10, 2021

3 claves para la gestión estratégica de tus proveedores

Publicado en noviembre 8, 2021

Impulsando la sostenibilidad empresarial a través del SaaS

Publicado en noviembre 2, 2021

3 ventajas de digitalizar las áreas de abastecimiento de tu empresa

Suscríbete a nuestro newsletter y entérate de nuestras novedades

    Solicitar Demo