En el dinámico entorno empresarial actual, es crucial comprender la adquisición sostenible. El mercado global ya no se centra solo en comprar y vender; se ha convertido en una red compleja de entregables, recursos, evaluaciones de impacto y gestión de riesgos.

La pregunta es, ¿cómo podemos alinear las prácticas empresariales y las estrategias de adquisición para cumplir con nuestras obligaciones éticas?

¿Qué es la Adquisición Sostenible?

La Adquisición Sostenible implica tomar decisiones de compra que consideren los impactos ambientales, sociales y económicos. Va más allá de los factores tradicionales como el precio y la calidad, esforzándose por minimizar los efectos ambientales negativos y aumentar los impactos sociales positivos a lo largo de la cadena de suministro global.

Desde una perspectiva empresarial, no se trata solo de ser éticamente responsable, sino también de garantizar la sostenibilidad y el éxito a largo plazo de la organización.

¿Cuáles son los Beneficios de la Adquisición Sostenible para una Empresa?

La adquisición sostenible no debería considerarse un simple «nice-to-have»; ofrece beneficios claros y tangibles.

  1. Reducción de riesgos – Implementar prácticas de adquisición sostenible permite gestionar activamente los riesgos y fortalecer la resiliencia de la cadena de suministro. Diversificar tu base de proveedores no solo asegura múltiples opciones de suministro, sino que también fomenta la competencia, impulsando la innovación y la mejora continua. Mantener una variedad de proveedores ayuda a evitar la dependencia excesiva de proveedores críticos, lo cual reduce aún más los riesgos.
  2. Innovación – Los proveedores a menudo poseen una riqueza de ideas no explotadas que pueden generar mejoras en eficiencia, productividad y calidad de servicios o productos. ¡Solo necesitas preguntar!
  3. Impacto social y ambiental positivo – La adquisición sostenible ofrece la oportunidad de generar un impacto significativo en la sociedad y el medio ambiente. Las decisiones que tomes en la cadena de suministro pueden contribuir a proteger y fortalecer a las comunidades locales, promover prácticas laborales justas y asegurar el uso responsable de los recursos naturales.

¿Cómo se puede llevar a cabo?

Conocer las dificultades que otros han enfrentado puede ser crucial para construir una estrategia sólida. Los Profesionales de Compras se topan con numerosos obstáculos al intentar implementar iniciativas de Compras Sostenibles. Estos son algunos de los más comunes:

  1. Falta de comprensión y conciencia sobre la sostenibilidad. Muchas organizaciones y líderes perciben las compras solo como transacciones enfocadas en el ahorro de costos, lo que puede generar resistencia a nuevas ideas y dificultar el apoyo a la sostenibilidad.
  2. Dificultad para medir el impacto de las compras sostenibles. Este tipo de compras requiere un conjunto más amplio de métricas que pueden ser difíciles de definir y rastrear, incluyendo el impacto ambiental, el impacto social y el ahorro de costos a largo plazo, entre otros.
  3. Cambio en la cultura y mentalidad organizacional. Este proceso puede ser lento y complicado, especialmente en organizaciones acostumbradas a ciertos métodos. Requiere un liderazgo fuerte y un compromiso con el cambio a todos los niveles.
  4. Complejidad de la cadena de suministro. Muchas organizaciones gestionan cadenas de suministro complejas y globales que son difíciles de controlar. Asegurar la sostenibilidad a lo largo de la cadena requiere un alto nivel de transparencia y cooperación por parte de los proveedores, lo cual es difícil de lograr.
  5. Desafíos legales y regulatorios asociados con las compras sostenibles. Las leyes y regulaciones relacionadas con la sostenibilidad varían ampliamente entre jurisdicciones, dificultando que las organizaciones desarrollen un enfoque consistente y global.

¿Qué sucede cuando todo sale bien?

Bajo la política de resultados más amplios de Nueva Zelanda, un estudio de caso de 2021 del Ministerio de Negocios, Innovación y Empleo destaca los impactos positivos que este enfoque puede generar. El Proyecto del Corredor del Río Ōtākaro Avon demuestra cómo la colaboración entre la comunidad y los proveedores puede maximizar los beneficios a través del proceso de adquisición.

En el caso del Proyecto del Corredor del Río Ōtākaro Avon, ahora conocido como Rau Paenga, el proceso de adquisición se diseñó para lograr múltiples resultados de Adquisiciones Sostenibles. Estos incluyen no solo la reconstrucción física del área dañada, sino también la creación de oportunidades de empleo para los locales, la revitalización de la cultura Māori y la formación de un hábitat ecológico. Este proyecto ejemplificó cómo la adquisición estratégica puede ofrecer una amplia gama de beneficios sociales, económicos y ambientales.

El proyecto se asoció con comunidades locales, iwi (tribus Māori) y proveedores para garantizar que se cumplieran estos objetivos. El Proyecto del Corredor del Río Ōtākaro Avon demostró cómo un compromiso con las Adquisiciones Sostenibles puede generar beneficios más amplios que trascienden la compra inmediata, validando la noción de qué procesos de adquisición cuidadosamente planificados y ejecutados pueden cumplir objetivos inmediatos y crear beneficios duraderos para las comunidades, la economía y el medio ambiente.

También podría interesarte

4 junio, 2024 | 5mins

Por qué el sourcing estratégico puede ser clave para el éxito en tus compras

10 mayo, 2024 | 3mins

Optimiza el proceso de adquisiciones con tecnología y estrategia

7 mayo, 2024 | 6mins

3 problemas comunes del abastecimiento y como solucionarlos

Suscríbete a nuestro Newsletter y entérate de nuestras novedades

    Agendar Demo