El Cognitive Procurement o adquisiciones cognitivas es un concepto que está ganando terreno en el mundo de las compras empresariales. Se trata de una tecnología de autoaprendizaje que utiliza inteligencia artificial para analizar y procesar grandes cantidades de datos de compras con el fin de optimizar y mejorar los procesos de adquisición en una empresa.

Esta es una gran oportunidad para que la eficiencia de las empresas pueda mejorar de manera notoria. Según un estudio realizado por NC State University, ejecutivos de compras invierten más del 35% de su tiempo realizando tareas operativas, y gran parte de estas tareas se enfocan en la gestión de correos electrónicos de proveedores relacionados con cuentas por pagar.

El objetivo de esta tecnología es automatizar las tareas rutinarias y permitir a los profesionales de compras centrarse en tareas más estratégicas. Los sistemas de Cognitive Procurement son capaces de analizar grandes cantidades de información, incluyendo facturas, contratos, pedidos y otros documentos relacionados con las compras. Los datos recopilados por los sistemas son procesados automáticamente y se utilizan para generar recomendaciones y alertas a los profesionales de compras.

 

Sumando beneficios con Cognitive Procurement

 

Los beneficios de las adquisiciones cognitivas han sido comprobables para empresas que han implementado estos métodos a través de plataformas como wherEX. Según un estudio realizado por WBR indica que un considerable 76% de las empresas que han adoptado esta herramienta afirman haber adquirido un nivel de conocimiento estratégico «superior» o «excepcional» en comparación con el promedio.

Una de las ventajas más destacadas de las adquisiciones cognitivas es su capacidad para identificar patrones y tendencias en los datos de compras. Esto permite a los profesionales de compras tomar decisiones más informadas y estratégicas. Además, los sistemas de este tipo de aprendizaje automatizado, pueden analizar el rendimiento de los proveedores y recomendar cambios si es necesario.

El Cognitive Procurement también es capaz de aprender de la experiencia, lo que significa que se vuelve más preciso y eficiente a medida que se utiliza. Los sistemas de Cognitive Procurement también se integran con otras tecnologías de compras, como sistemas de gestión de contratos y plataformas de compras en línea.

Las adquisiciones cognitivas se han convertido en una herramienta imprescindible para optimizar y mejorar los procesos de compras empresariales. Su capacidad de aprendizaje automático, análisis de grandes cantidades de datos y generación de recomendaciones estratégicas ha demostrado ser altamente efectiva. Por lo tanto, la adopción de esta tecnología puede ser una inversión clave para mejorar la productividad y el rendimiento empresarial en el futuro.

También podría interesarte

7 mayo, 2024 | 6mins

3 problemas comunes del abastecimiento y como solucionarlos

5 abril, 2024 | 2mins

Reinventa tu área de compras: De un centro de costos, a un centro de innovación.

4 marzo, 2024 | 3mins

Aplica estos 4 niveles para comparar a tus proveedores y sácale provecho a todas tus compras

Suscríbete a nuestro Newsletter y entérate de nuestras novedades

    Agendar Demo