En diversas industrias, como venta minorista, farmacéutica, automotriz y alimentos, se están adoptando herramientas para ampliar las negociaciones con proveedores y extender los plazos de pago, buscando alcanzar condiciones de pago con un promedio de 90 días. Sin embargo, la viabilidad de esta práctica suele depender de las regulaciones locales o acuerdos mutuos sobre los términos de pago.

Además, existen otras opciones como ePayables, el modelo de descuento dinámico y el modelo de financiación de la cadena de suministro o por sus siglas en inglés, SCF (Supply Chain Finance) que las empresas pueden utilizar de manera individual. No obstante, cuando se utilizan de manera colaborativa, se pueden obtener los máximos beneficios relacionados con los plazos de pago extendidos y los requisitos de flujos de efectivo. Esta sinergia entre diferentes mecanismos puede resultar especialmente valiosa para alcanzar resultados óptimos en términos de liquidez y eficiencia en la cadena de suministro.

La revista Fortune que cada año publica la lista “Fortune 500” en la que se realiza un top 500 de las mayores empresas estadounidenses, muestra que del 60 a 65% de estas compañías han utilizado herramientas como ePayables y Supply Chain Finance para realizar pagos con proveedores de gastos estratégicos y críticos y proveedores de gastos rutinarios y apalancados (nomenclatura de proveedores en base a Matriz de Kraljic).

En función de sus necesidades específicas, las empresas recurren a distintos modelos para gestionar los pagos y acuerdos con proveedores. Aquellas que buscan pagos anticipados, descuentos y bonificaciones, optan por el modelo de ePayables. Por otro lado, las empresas que se enfocan en obtener descuentos por pagos anticipados utilizan el descuento dinámico. Por último, si el objetivo principal es extender los plazos de pago a los proveedores, se emplea el modelo de financiamiento de la cadena de suministro. Estas opciones ofrecen a las organizaciones diversas formas de optimizar sus operaciones financieras y de gestionar su flujo de efectivo en función de sus prioridades comerciales.

Las condiciones de pago están influenciadas por diversos factores, incluidas las leyes específicas del país, el tamaño y categoría de los proveedores, así como el volumen de gasto de los clientes. Algunos países, como Francia y Alemania, cuentan con regulaciones que protegen los intereses de los proveedores, lo que puede hacer más complicado extender los plazos de pago.

A nivel global, los proveedores internacionales suelen seguir condiciones de pago estandarizadas en todas las condiciones donde operan. Por otro lado, los proveedores locales tienden a tener plazos de pago más cortos, ya que cualquier retraso en los pagos puede tener un impacto directo en su flujo de efectivo y liquidez.

Esta diversidad en las condiciones de pago crea un panorama complejo para las empresas que buscan gestionar sus relaciones con proveedores de manera efectiva y adaptarse a las particularidades de cada mercado en el que operan, en estos casos wherEX Pay (solo disponible en Chile) resulta ser una herramienta efectiva a la hora de generar aumento de caja en las empresas proveedoras que necesitan adelantar el pago de sus clientes.

También podría interesarte

4 junio, 2024 | 4mins

Adquisición Sostenible: los retos y beneficios de comprar bajo nuevos criterios.

4 junio, 2024 | 5mins

Por qué el sourcing estratégico puede ser clave para el éxito en tus compras

10 mayo, 2024 | 3mins

Optimiza el proceso de adquisiciones con tecnología y estrategia

Suscríbete a nuestro Newsletter y entérate de nuestras novedades

    Agendar Demo